Córdoba,
   
Evento
Buscador de Noticias
Sección:
Palabra clave:
Usuarios Registrados
Usuario:
Clave:
Registrarse |  Recuperar Clave
Suscripción al Newsletter
Reciba por correo electrónico toda la información que necesita.
Nombres:
Email:
Directorio Jurídico
Palabra clave:
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
La presunción de matrimonio se aplica también al trabajador varón
25-03-2018 |
El Procurador Fiscal de la Corte Suprema de la Justicia de la Nación, Víctor Abramovich, dictaminó que la presunción del art. 181 de la LCT rige para todos los trabajadores sin distinción de género, atento a que el prisma dado por el marco constitucional vigente, vinculado al derecho a formar una familia y el deber estatal de promover la distribución equitativa de responsabilidades familiares, impone interpretar las normas laborales en el sentido más amplio posible.
En la causa "Puig, Fernando Rodolfo c/ Minería Santa Cruz S.A. s/despido", el actor interpuso su demanda persiguiendo la indemnización agravada prevista en el art. 182 de la LCT pues, según alegó, su desvinculación se produjo como consecuencia de la celebración de su matrimonio. 
La Sala IV de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo confirmó lo resuelto por el juez de primer instancia, rechazando la pretensión del accionante. 
En ambos pronunciamientos se consideró que el trabajador no satisfizo la carga procesal de acreditar que el despido había sido motivado por su matrimonio. Asimismo, entendió que la indemnización agravada prevista en el art. 182 de la L.C.T. para el supuesto que el despido obedezca a razones de matrimonio alcanza tanto a las trabajadores mujeres como a los trabajadores hombres. En tanto que, la presunción iuris tantum de que la extinción se produjo por el matrimonio se aplica únicamente a las trabajadoras mujeres, por tratarse de un grupo desaventajado, al cual la ley busca darles una protección en el ámbito laboral, de donde históricamente han sido segregadas. En específico se señaló: ()Es un dato innegable de estos tiempos que, muchas veces, la trabajadora mujer -a diferencia de lo que ocurre con el trabajador varón- es segregada de ciertos ámbitos laborales por razón del género, lo que justifica el diferente alcance que corresponde darle a la presunción del artículo referido. Es difícil pensar e imaginar que históricamente, el hombre hubiera sido objeto de un trato discriminatorio en el trabajo por el sólo hecho de ser tal. Sin embargo, no puede afirmarse lo mismo en relación con la mujer ()
Contra la sentencia de la CNAT, el actor interpuso recurso extraordinario, el que fue rechazado, lo que motivó la impetración por parte del mismo del recurso directo ante la CSJN. 
El accionante se agravia por cuanto la interpretación del art. 181 de la LCT adoptada por la alzada lesiona derechos consagrados constitucionalmente (derecho a la igualdad ante la ley y a la protección de la familia), supone un trato discriminatorio en razón de su género y una desnaturalización del derecho a la indemnización prevista en el art. 182 de la LCT, en tanto que la carga probatoria de mostrar que el despido obedeció al matrimonio es casi imposible de satisfacer. 
El representante del Ministerio Público Fiscal de la CSJN entendió que el recurso extraordinario fue mal denegado, pues lo controvertido suscita una cuestión federal, al objetarse que la interpretación del art. 181 de la LCT que efectúa el a quo es violatoria de garantías constitucionales, en particular igualdad y protección a la familia. 
Por ello, luego de efectuar una reseña histórica normativa y un análisis del marco constitucional en juego, opinó que debe hacerse lugar al recurso extraordinario, revocar la sentencia apelada y devolver los autos al tribunal de origen a fin de que, por quien corresponda, se dicte un nuevo pronunciamiento con arreglo a su dictamen, en el que considera que la protección contra el despido por matrimonio comprende a los trabajadores sin distinción de género que, en ejercicio de su plan de vida autónoma, deciden contraer matrimonio y formar una familia. 
Destaca que la protección en análisis supone que cuando los trabajadores asumen responsabilidades familiares, los empleadores tienen incentivos para desvincularlos ante la expectativa de que su capacidad productiva se vea afectada, por lo que, las medidas sancionatorias dispuestas en los arts. 180, 181 y 182 de la LCT buscan desalentarlos a adoptar decisiones discriminatorias y abusivas en perjuicio de los trabajadores que deciden conformar una familia. Alegó de que la interpretación del art. 181 de la LCT se encuentra en línea con el mandato constitucional de generar condiciones paritarias entre los cónyuges en las tareas de cuidado y en las responsabilidades para asegurar la igualdad real de oportunidades. 
Finalmente, señaló con total contundencia que en el caso no estaba en juego una simple cuestión de igualdad formal de trato entre hombre y mujeres, sino de interpretar las normas laborales en crisis en el sentido más amplio posible, de modo de asegurar a todos los trabajadores la protección especial de la vida familiar otorgada por la ley laboral, sin distinción de género, por lo que concluyó que se debe interpretar que la presunción prevista en el art. 181 de la LCT rige para todos los trabajadores sin distinción de género. 


(Fuente: http://www.fiscales.gob.ar/wp-content/uploads/2017/12/CNT-57589-2012-.pdf)

Home | Institucional | Uso del Sitio | Asóciese | Publicaciones | Actividades | Contáctenos